Australia lo tiene claro: apuesta por la natación y una inversión de 250 millones

Con la natación como motor, el país oceánico ha remontado una caída desde Sidney 2000. Invierte 250 millones "por orgullo e inspiración nacional"



No hay un país que exhiba con más determinación su apuesta por el deporte olímpico que Australia, la nación que afronta cada Juegos Olímpicos como una gran plataforma para reclamar una voz que parece rota para las demás concentraciones de la sociedad. El cine y la música -a ratos- sitúan en el mapa al gran país oceánico en el concierto mundial con nombres tan significados como Nicole Kidman o Natalie Imbruglia, pero son versos sueltos ante la fuerza incomparable del deporte.


Australia ha cerrado los Juegos Olímpicos con 46 medallas, en los números de Pekín 2008, en una recuperación que frena una caída paulatina desde Sidney 2000 tan extraordinaria que ha igualado el número de oros -17- que sólo había exhibido en Atenas 2004 y que reivindica el papel de la natación. Nunca en la piscina, los 'aussie' habían alcanzado los nueve oros que remacharon en Tokio, además de tres platas y nueve bronces. Incluso en los tiempos más dorados de Ian Thorpe y Grant Hackett se mantuvieron por debajo de las prestaciones ofrecidas ahora en Japón.


Los 25.000 kilómetros de costa de Australia, situada en zona semitropical, abocaban a ese país continente a mirar al mar y hacer de los deportes acuáticos, surf y natación principalmente, un signo de identidad nacional. Además, miles de piscinas cubiertas y al aire libre invitan a la práctica de la natación, el deporte que más éxitos y nombres reconocidos internacionalmente le ha dado a lo largo de la historia. Cualquier taxista entabla conversación sobre las hazañas de sus nadadores, auténticos iconos mediáticos, que una vez que destacan se convierten en la imagen de las principales empresas del país.


"La organización de los Juegos Olímpicos de 2032 provocará que la inversión en deporte no se detenga"


La detección temprana de talentos se ve facilitada por la participación de equipos de todas las escuelas en los campeonatos de franjas de edades. Cada estado cuenta con su centro de alto rendimiento radicados en clubes o universidades, además del Instituto Australiano del Deporte (AIS), de dependencia estatal, situado en Canberra.


Australia ha dado muchos de los nombres más ilustres entre los maestros de la natación, pero no ha tenido reparo en reclutar a algunos de los mejores del extranjero. Gran parte del éxito en Tokio 2020 hay que atribuirlo al trabajo del holandés Jacco Verhaeren, exentrenador de Pieter van den Hoogenband, que trabajó durante siete años hasta 2020 como director técnico de Australian Swimming. Y el máximo ejecutivo federativo hasta hace unos días ha sido el excampeón olímpico canadiense Alex Baumann.




Eso no significa que todos los entrenadores de elite australianos se plieguen a unos planes y métodos comunes, pero en esa olla de mezcla de influencias, caldeada permanentemente por una tradición apabullante, se cocinan campeones como Emma McKeon, Kaylee McKeown, Ariarne Titmus, Kyle Chalmers o Izaac Stubblety-Cook, que han aportado a su país un botín de oro en Tokio.


Fuera de la piscina


Sin la natación, no obstante, Australia se mantendría en las primeras plazas del escalafón mundial: 25 medallas. Parte de un organigrama que apoya el lema de "orgullo e inspiración nacional" a sus éxitos. Un país de 25 millones de habitantes que se bate en la piscina, esencialmente, con Estados Unidos, que multiplica por 13 su población. El acuerdo ya se ha renovado para París 2024.


La natación australiana podría ser el piragüismo español, un vivero fantástico que repartió 48 medallas en los Juegos, tres de las cuales fueron a parar a nuestro país, aunque potencialmente podrían estar cercanas a la decena. Siempre que se ponga en práctica un plan de entrenadores y palistas de élite con más recursos de lo que hay. Un deporte que nunca falla bien merece un experimento.


 

Autor: J. ROMANO Y G. RIQUELME


Fuente Original: https://acortar.link/I6zO1C

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo